Vol. II es el segundo disco de la poderosa agrupación peruana Cholo Visceral.

Cultora de un estilo único e inclasificable, que bebe por partes iguales del rock progresivo, el jazz y la psicodelia, creando una especie de Frankenstein sonoro desquiciado que nos pondrá rumbo hacia la locura.

El álbum se ha grabado, mezclado y masterizado en La Fonoteca Estudio. Consta de siete extensos temas donde reina la locura, el caos, así como los sonidos andinos.

Más que todo, se trata de enormes pasajes sonoros en los que encontramos una variedad increíble de detalles que enriquecen sus complicadas estructuras musicales.

La edición física de Vol. II llega gracias al esfuerzo de Cuaderno Roto, Necio Records y Tóxiko Records, tres sellos independientes peruanos que siempre han apostado por el underground local.

Este lanzamiento incluye un excelente arte tanto externo como interno, hecho por el artista limeño Rodrigo Mori, así como fotografías de la banda, cortesía de Silvana Tello.


Escucha aquí el primer álbum de Cholo Visceral:


Acerca de Vol. II

Al escuchar el disco nos daremos cuenta que las estructuras musicales de cada canción nacen en su mayoría de improvisaciones magistrales, en las cuales se mezclan diversos géneros e instrumentos poco convencionales en el rock actual, como el saxofón y el theremín.

Cholo Visceral no tiene bandera a la hora de hacer música, y eso es algo que podremos comprobar en sus dos discos de estudio, cada uno totalmente diferente del otro, aunque manteniendo el mismo concepto.

Otro punto a resaltar es la extensa duración de sus canciones, que va desde los cinco minutos (la más breve) hasta los monstruosos dieciséis minutos. La mayoría del tiempo tendremos la sensación de que la banda está bajo la influencia de algún brebaje mágico que la ayuda a expulsar sus demonios para luego transformarlos en música, volviéndose efectivamente cholos viscerales.

Además, no podemos dejar de lado la exquisita manera en que cada uno de los seis músicos que conforman Cholo Visceral demuestra su virtuosismo de una manera poco común, llevando al máximo de su capacidad y fundiéndo sus instrumentos en una orgía de melodías inconexas.

Es como si no supieras lo que va a pasar. Y he ahí lo sorprendente, que desarrollan una música que te mantiene en suspenso a cada segundo que avanza.


Escucha y descarga el “Vol. II” desde Bandcamp:


Canción por canción

Un lúgubre riff de bajo nos da la bienvenida a “Explosión Del Misti”. Es un tema que avanza creando una atmósfera siniestra y asfixiante, cortesía tanto de las guitarras como del saxo y el theremín, creando pánico y caos. El paso se acelera de manera brutal para luego cambiar de ritmo en un avance marcado por la insanidad. La demencia se apodera de la canción a lo largo de sus doce minutos, con muchos cambios de ritmo, muchas melodías inconexas y mucha confusión. Los continuos cambios a los que es sometida la canción crean un paisaje desolado. Es como estar caminando sobre un campo minado que en el momento menos esperado explota y te mutila de a pocos. Extraña pero excitante sensación.



Muca” posee una introducción de guitarra algo más rockera. Pero no nos dejemos engañar, que la banda se encargará de abrirnos el portal hacia su mundo. Aquí, el saxofón se encargará de hacernos volar hasta las alturas de los andes en un abrir y cerrar de ojos y sin necesidad de despegar los pies de la tierra. Encontraremos también partes de la estructura que se asemejan más al sonido convencional del rock, aunque siempre con sus cambios repentinos y diferentes pasajes instrumentales. Eso sí, todo viene acompañado de una poderosa carga psicodélica que te dejará entumecido.

Un disonante bajo funge las veces de obertura para “Cholacos”. Es la siguiente canción en el disco. Es también el tema más extenso, llegando a una duración de dieciséis minutos. Esto nos dice que muchas cosas podrían pasar aquí. Y efectivamente, el tema comienza generando tensión y angustia para luego bajar las revoluciones, aunque seguiremos teniendo la misma sensación. Las partes de bajo y guitarra parecen ir cada una por su lado, pero luego se funden creando un sonido único y estimulador. Luego, las revoluciones aumentan trayendo nuevamente angustia, para luego volver a la calma. En este track de Vol. II el saxofón toma el protagonismo para envolvernos en una melodía melancólica y siniestra a la vez, hasta que todo explota y se vuelve una vez más anarquía sonora pura. Los próximos cinco minutos tendremos más cambios bruscos y sonoridades lóbregas.

Jarjacha” es una pieza  acústica casi en su totalidad, acompañada por la voz de una fémina, cantando cual ninfa de los bosques. Hay mucha melancolía en la guitarra, así como influencia barroca en cierta sección de la canción. También encontramos espacio para la improvisación y la incorporación de guitarras eléctricas, aunque mayormente reinará la calma y la tristeza. Un tema con mucha belleza en su estructura, que servirá de paso para bajar las revoluciones y respirar profundo antes de seguir con este ostentoso viaje hacia la locura.



Un huaynito de lo más curioso da inicio a “Cholo Visceral” (sí, así como la banda). Canción que nos despierta del sueño al que nos impuso la canción anterior y nos somete nuevamente a una descarga brutal de caos sonoro, con una instrumentación enmarañada y conectada por la batería sincopada. Las melodías inconexas siguen haciendo de las suyas cuando se trata de transportarnos hacia su mixtura de sonidos maniáticos. Aquí tenemos de todo: sonoridades andinas, guitarras magistrales, un poco de jazz, un poco de desorden, pero siempre apuntando a generar una muralla sonora que nos cree desconcierto y desorientación.

10 Años De Terror” se inicia con una progresión de notas disonantes en la guitarra que luego avanzan acompañando una batería de ritmo sincopado y terminan por fundirse con el resto de los instrumentos. La sensación claustrofóbica se siente durante los poco más de once minutos del tema. Y lo mantiene a uno tan pendiente que comienza a generar poderosas alucinaciones tan descabelladas como la música. Luego de algunos minutos la ejecución musical se vuelve lenta y pesada, pasando a una sección extremadamente densa y repetitiva que saca el lado más stoner de la banda.

Apenas y quedamos con aliento para el último track, el cual lleva por título “El Paso Entre Las Lomas”. A esta altura del disco, la locura pasa a ser historia y la agrupación nos envuelve en sonoridades de corte etéreo, que luego abren paso a un piano lúgubre. Además de melancólico, el sonido de este piano es como estar atrapado en una habitación fría y oscura, sin puertas ni ventanas, echado en el suelo llorando por la pérdida alguien que amamos y sin ganas de mirar el mundo exterior. Es un buen final, ya que te descansa gran parte de esa carga emocional generada por los anteriores temas.



En conclusión

Vol. II es una obra sonora que requiere de toda la atención posible. Sólo de esta manera lograremos apreciarla en su totalidad. No es un disco fácil de digerir, así que con prolongadas escuchas uno irá captando toda su esencia.

Demás está decir que no estamos ante un disco de sonido comercial. Por el contrario, es lo más anti-mainstream que escucharás al menos en este año.

Cholo Visceral es una banda que irradia bastante fuerza, así como un excelente dominio en cuanto a ejecución musical. Sus complicadas estructuras hacen que uno pierda la razón al adentrarse en las marañas de sonidos y paisajes intensos, al punto que empiezan a generar visiones lisérgicas del mundo al que somos transportados por su música.

Es como si uno lograra entrar en trance, sintiera la belleza del caos y cayera poseído mientras la banda desarrolla interminables improvisaciones que sirven para conectar el mundo real con nuestro mundo interior, con nuestro espíritu y nuestros demonios.

Cholo Visceral - Vol. II

Recomiendo a todos los que lean esta reseña escuchar este disco al menos una vez en la vida, ya que es toda una experiencia hacerlo. La manera en que están trabajados los temas, las sensaciones que produce, las texturas y pasajes sonoros, todo está perfectamente logrado aquí.

Tendrán una conexión espiritual con todo ese universo extrasensorial oculto a nuestros ojos, universo al que sólo se accede entrando en trance y dejándose llevar por los sonidos.

Gran trabajo el de Cholo Visceral en su Vol. II.


Cholo Visceral en Internet:
Facebook Twitter Bandcamp Soundcloud
Muki Records en Twitter:

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

¿Quieres dejar un comentario?

comentarios hasta el momento