Boletín Muki Records

Suscríbete GRATIS y recibirás en tu correo las noticias, novedades y ofertas de nuestro web.
Tu Email
Tu Nombre [Your Name]
Tu Apellido [Your Last Name]
Tu Idioma
Secure and Spam free...

Por estos días ha aparecido una nueva re-edición en vinilo de “Primera Dosis“, la mítica maqueta de los legendarios Narcosis, banda peruana de punk rock contestatario  perteneciente al Rock Subterráneo de Lima en los 80s, cuyo legado es reconocido a nivel latinoamericano por los entendidos en el tema. Esta vez, la reedición estuvo a cargo del conocido sello GJ Records, el cual lleva casi 30 años apostando por el rock hecho en Perú.

El mercado de reediciones de viejos discos del rock peruano es algo que últimamente se viene incrementado, aprovechando la fiebre por el disco de vinilo. El año pasado se relanzaron joyas como “Mueres En Tu Ley” de JAS y “Cero” de Dolores Delirio. Y este año ya se anunció la salida de “A La Mierda Lo Demás” de Leusemia, “Mi Marimba” de Pochi Marambio y Tierra Sur, “M4quina Y Espír1tu” de Huelga de Hambre y el homónimo de Turbopótamos. Y esto es solo el comienzo.



Un Poco de Historia

La década de los 80s traería consigo una serie de problemas políticos para el Perú, que tendían a agravarse con el pasar de los años hasta volverse insostenibles y crear una severa recesión. Así mismo, se vivía una guerra interna contra el terrorismo que cada día iba tomando posesión de diferentes sectores y sembraba el terror a punta de asesinatos en masa de campesinos y explosiones de coches bomba en las ciudades.

En este escenario, es que un grupo de amigos melómanos, fruto de reuniones en las que escuchaban, grababan e intercambiaban música, deciden agruparse y empezar a hacer música con la finalidad de divertirse y canalizar toda su energía en expresar su inconformidad contra el sistema en el que estaban viviendo y contra el estado de un país que poco a poco iba volviéndose más difícil.

Fueron cinco las bandas fundacionales de esta movida: Leusemia, Guerrilla Urbana, Zcuela Crrada, Autopsia y Narcosis. Todos ellos fueron los que dieron inicio al rock subterráneo, creando un lazo de hermandad entre todos, tocando en diferentes lugares sin importar el estrato social al que pertenecían y ganando cada vez más adeptos que, aburridos de lo mismo, se sentían identificados con el mensaje de decadencia que estas bandas pregonaban en sus putrefactas canciones.

Narcosis se formó en el año 1984 y estuvo integrada por Fernando “Cachorro” Vial (guitarra), Jorge “Pelo Parado” Madueño (batería) y Luis “Wicho” García (voz). Gracias a la carencia de bajo,  el trío creó un sonido crudo, potente y directo, que se volvería su sello personal. Su trayectoria fue efímera, ya que a finales de 1985 se habían disuelto. No obstante, dejaron como legado un disco que desde su salida fue considerado una obra de culto y todo un referente de la movida subte.

Primera Dosis” de Narcosis es un disco codiciado por muchos melómanos amantes del rock, ya que marca un hito importante en la historia del rock peruano al ser la primera maqueta (cassette demo) editada independientemente por una banda de rock de este país. Según el documental “Segunda Dosis” y diferentes textos de libros como “Se Acabó El Show” de Carlos Torres Rotondo, la idea de editar una “maqueta” nace de escuchar los demos editados en cassette por bandas europeas de punk rock, en especial, el disco titulado “Maqueta” de la agrupación española Desechables, quienes también influyeron de manera definitiva en el sonido de Narcosis, ya que al igual que ellos, eran un trío sin bajista y con un sonido igual de corrosivo.

Muchas de los temas que contenía esta maqueta se volvieron himnos de toda una generación que deseaba gritar su inconformidad. Tenemos himnos clásicos del punk nacional como “La Peste”, “Represión”, “Destruir”, “Triste Final”, “Hemicirco” y “Sucio Policía”, este último un tema que les valió ser desalojados por la policía a punta de balazos, hecho que ocurrió en febrero del 85 en el anecdótico concierto “Rock En Rio Rímac”. Estamos hablando de una época en que te podían acusar de terrorismo y meter preso por el simple hecho ser contestatario y mostrar alguna manifestación que agite a las masas. Teniendo en cuenta las fuertes palabras que dicho track contiene en contra de la policía, entonces era de esperarse la negativa reacción por parte de los hombres de verde.

También hay un puñado de canciones en las que la banda se aleja del sonido punk y se acerca más al post punk mostrando un pequeño adelanto de la dirección que hubiesen tomado de haber continuado. Estamos hablando de temas como “Danza De Los Cristales”, “Asfixia”, “Destino” y “Slacks Asesina”, que muestran un lado musicalmente más melódico y maduro, con respecto al resto del disco.

En conclusión, hablamos de uno de los discos más importantes del rock peruano, cuyo legado ha sido reconocido incluso a nivel latinoamericano. Muchas de las bandas que vinieron a continuación tomaron como referencia esta maqueta para plasmar sus propios testimonios, sus propias canciones y expresar con rabia todo aquello que les fastidiaba.


Narcosis en Lima Vive Rock 2014 - Primera Dosis

Narcosis en Lima Vive Rock 2014. Foto: René Rodríguez


Acerca de la Reedición 2017 de Primera Dosis

Primera Dosis” de Narcosis, cuenta ya con una primera re-edición a cargo de los sellos independientes Contra Orden (Perú) y Odio Los Discos (E.E.U.U.) e incluyó el tema “El Microbús”.

Esta segunda reedición es totalmente independiente de la primera, hecha íntegramente por GJ Records. Ha sido remasterizada en su totalidad para la ocasión por Luis “Wicho” García y se ha tomado como base el máster original que, según el mismo Wicho, mantiene guardado bajo siete llaves. Para esta ocasión, han sido incluidos los temas “Slacks Asesina” y Asfixia”, dejando de lado “El Microbús”, supongo que por falta de espacio.

El arte de la portada original, obra del artista peruano Jaime Higa, se mantiene casi sin alteraciones, excepto por un pequeño detalle que salta a la vista fácilmente. En la parte inferior el logo de “Dolby System” ha sido alterado reemplazando la palabra “System” por “Systes”, lo cual constituye un error grave e imperdonable para algunos coleccionistas, aunque hay que reconocer que esto no le quita en absoluto el mérito al esfuerzo puesto detrás de la edición.

Como contraportada tenemos una foto de época de la banda que ocupa gran parte del espacio, y en la parte inferior, los nombres de las canciones al mismo estilo del tape original. Considero que se pudo hacer un trabajo mejor al respecto, pero tampoco está del todo mal, ya que contiene una foto icónica de la banda y ese es un detalle que gustará mucho a los fans.

Algo que si me ha parecido estupendo es que el vinilo de “Primera Dosis” incluya como inserto una reproducción del arte original de la maqueta, tal y como salió a mediados de los ochentas. Un detalle que le suma muchos puntos sin dudar y que sin duda será el deleite de muchos coleccionistas, sobre todo los más jóvenes que nunca alcanzaron siquiera a ver uno de los dichosos cassettes originales de la época.

En cuanto al sonido, tenemos un trabajo de remasterización bien logrado, obviamente teniendo en cuenta la fuente original, un cassette cromado grabado en 1984, así como el método de grabación precario que se empleó. Aun así, tenemos un resultado de bastante calidad que nos permitirá disfrutar bien de estas canciones emblemáticas. No sabría precisar si este mismo master se usó para la anterior reedición, pero de por si tiene un sonido bastante respetable.

Un detalle extra que vale la pena mencionar es la inclusión del intermedio y mensaje que había al final del lado A del cassette original, luego de “Sucio Policía”, el cual decía “Ahora dale la vuelta cassette pues imbécil”, mensaje que fuera excluido luego de las posteriores ediciones del tape que se hicieron en la época (según el artista y coleccionista del rock subterráneo, Álvaro Portales, se hicieron hasta cuatro ediciones y solo la primera trae ese mensaje). Hubiera sido ideal que el lado A del vinilo acabe con esto, pero a continuación se incluye “Asfixia” para darle final a la primera parte.



Además, como introducción de “Dextroza”, se ha incluido el ilegible “mensaje satánico” que también cuenta con toda una historia por detrás. En el documental “Segunda Dosis”, Wicho habla al respecto de esto dando a conocer que en aquellos tiempos se hablaba mucho de los mensajes subliminales satánicos que ocultaban ciertas canciones de rock y que solo eran legibles al tocarlos al revés. Entonces se le ocurrió grabar intencionalmente uno de estos mensajes al revés y luego lo puso al derecho en la cinta para que se escuchara como salido de la película “El Exorcista”. La verdad que yo nunca entendí ni un carajo de lo que dice el mensaje, excepto por la parte final.

Comentario Final

Si hay algo de lo que me arrepentí en su momento, fue de no comprar una de las últimas copias que quedaban de la primera reedición en vinilo de “Primera Dosis”, y estoy seguro que así como yo hubo muchas personas que se quedaron con las ganas de tenerlo, pues como dije anteriormente, se trata de una pieza de culto de la historia del rock subte y del rock peruano en general.

Con la nueva edición de GJ Records, ha llegado el momento indicado para no dejar escapar nuevamente esta joya. La edición está pulcra y vale la pena tenerlo en cualquier colección. Es más, diría que hasta es un disco de carácter obligatorio gracias a lo que representa.

Un clásico inmortalizado nuevamente, todo el poder del punk rock de Narcosis sonando mejor que nunca y listo para escuchar a todo volumen. No vale la pena arrepentirse y tampoco excusas para no tenerlo. Un disco básico más que recomendado.

Como adicional, te dejo con un texto sobre las diferentes ediciones de la maqueta de Narcosis, escrito por Álvaro Portales en su fan page de Facebook y que he decidido reproducir en esta reseña ya que me resultó bastante interesante y curioso. Espero que lo disfruten:

“Sabías que existen hasta CUATRO VERSIONES de la primera maqueta de NARCOSIS “Primera Dosis” producida en febrero de 1985, cada una con variantes tanto en la grabación como en los contenidos de las portadas y fueron distribuidas por tres medios: Narcosis Producciones, Pasajeros del Horror y Grabaciones Profesionales GJ. La segunda maqueta “Acto de Magia” (1986) no tuvo esa experiencia. Las cuatro versiones salieron en el corto periodo de vida de Narcosis (casi un año) y las cuatro fueron editadas, copiadas y distribuidas solo por Wicho y Cachorro.

La primera versión data de febrero de 1985, Wicho afirma que fueron 200 copias (en una reciente entrevista dijo que fueron 100) En esta edición la ilustración de Jaime Higa cubre todo el formato de la caratula, vienen 13 canciones, al final del lado A incluye una grabación no vuelta a repetir para “darle la vuelta al cassette”. La información sobre la banda y detalles de la grabación también no se vuelven a repetir en las ediciones siguientes.

La segunda versión, también de 1985, presenta la más clásica y difundida de las caratulas, la ilustración de Higa es reducida y ya viene enmarcada en un irregular fondo negro, el logo de “dolby system” se mantiene pero en menor tamaño y en “negativo”, vienen 16 canciones, se incluye como “además” los temas “El Microbus”, “Slacks Asesina” y “Asfixia”. El final del lado A incluye una nueva grabación para darle la vuelta al cassette: “y bien, que mierda esperas para cambiar de lado” y el final del lado B un outro de música orquestada con flatulencias y eructos. La portada desplegable incluye por primera vez el sello rojo de “autenticidad” del cassette y la información sobre la grabación también muestra cambios, se incluye el dibujo de la tumba “rip narcosis”.

La tercera versión, también de 1985, mantiene la caratula clásica (salvo por un detalle del logo de “dolby system” que vuelve a salir peo en “positivo”, vienen las 16 canciones y los “extractos de la próxima maqueta en vivo” que vendría a ser el anticipo de “acto de magia”. La intro continua siendo la misma, la grabación para darle la vuelta al cassette también y los registros en vivo más el outro que por primera vez cubre el tiempo en los dos lados del cassette. Ligeros cambios en la información de la portada desplegable y se mantiene el sello rojo de “autenticidad” del cassette y la foto del grupo con el cartel “los restos al tacho”.

La cuarta versión, aproximadamente de finales de 1985, mantiene la portada clásica, el logo de “dolby system” regresa a ser negativo, vienen las 16 canciones y los “extractos de la próxima maqueta en vivo”, la “intro” continua siendo la misma, la grabación para darle la vuelta al cassette también y los registros en vivo, se anula el “outro” de música orquestada, pedos y eructos. La parte interna de la portada desplegable cambia la información de la grabación y aparece la dirección de Cachorro para contacto, eso porque Vial maneja por su lado la edición y distribución de la maqueta por su sello “producciones pasajeros del horror”, las cintas vienen selladas con el nombre. En algunas copias de esta cuarta versión se mantiene el sello rojo de “autenticidad” y en algunas copias no autorizadas que circulaban por Colmena mostraba un sello con el dibujo de una calavera con dos tibias, pero no se confirma si es un nuevo sello o un dibujo sobre la fotocopia.

Primera, segunda, tercera, cuarta o quinta, PRIMERA DOSIS de NARCOSIS será la maqueta más importante en la historia de las vanguardias musicales en Perú y buena parte de Sudamérica.”



¿Quieres dejar un comentario?

comentarios hasta el momento

Suscríbete al Boletín Muki Records

Suscríbete GRATIS y recibirás en tu correo las noticias, novedades y ofertas de nuestro web.
Tu Email
Tu Nombre [Your Name]
Tu Apellido [Your Last Name]
Tu Idioma