Lo Que Llevamos Dentro - Tomar Control

Es tiempo de escuchar sonidos contundentes, corrosivos y punzantes.

Es tiempo de disfrutar de la propuesta de la banda peruana de féminas ¡Tomar Control!, cuyo sonido hardcore old school te atrapará desde el primer segundo de su producción Lo Que Llevamos Dentro.

Y si te digo que es contundente es porque en sus pocos minutos de duración, ¡17 minutos para 11 canciones!, tienen toda una declaración de principios y demuestran que las mujeres tienen tanto o más que decir que muchas bandas masculinas… que son las predominantes en la escena local.

Oriundas de Lima, ¡Tomar Control! es un cuarteto formado por Carmen Rosa “Ovejita” al bajo, July Salazar “Tofita” en la voz, Jackelyn Giuliana “Luchita” a la batería y Malena Malloy “Malenoi” al mando de la guitarra.

Cuatro mujeres que tienen las ideas claras en cuanto a lo que es formar una agrupación musical, no sólo en cuanto al sonido y líricas, sino también en cuanto a la imagen como banda del género hardcore y a cómo debe de producirse un disco. Iré tocando punto por punto ahora que realmente estoy muy satisfecho de poder tener en mis manos Lo Que Llevamos Dentro.

Un poco de historia para comenzar. En el librillo que viene al interior del CD, hay una declaración de principios denominada “Lazos Que No Podrán Romper”, con la que definen su sueño como banda: quieren crear un lugar mejor no sólo para ellas, sino también para su familia, sus amigos, los animales y todo aquel a los que puedan llegar.

Basándose en los principios del hardcore, se consideran un grupo de amigas que se volvieron hermanas y que no dudarán en seguir trabajando para exponer sus ideas. Puede sonar romántico o utópico, pero vaya, tienen las cosas claras. De que resulte o no, ya el tiempo lo dirá.

No en vano lo mencionan en el primer tema del CD, “Intro”, con 49 segundos que parecen suficientes para poner las cosas en su sitio y ganarse el respeto de todos: “Esto es Tomar Control / Hardcore old school femenino resistiendo en un mundo egoísta / Con nuestra única arma / ACTITUD MENTAL POSITIVA“.

Rapidez, eso es lo que tenemos en “Actuar”, hardcore primitivo, sin pausa y agresivo, de ese que te obliga a no quedarte sentado(a) en tu sitio sin mover los huesos. Y eso es lo que al parecer busca la banda: “Sentado viendo tu vida pasar / Esperando quien te pueda ayudar / ¿No crees que tú solo puedes cambiar?“.

Nos ponemos un poco heavy con el inicio de “Empatía”, tercer tema de Lo Que Llevamos Dentro, y lo que más me atrae de esta declaración de principios de vida es el hecho de sonar a una pared dura, cuadrada, sin fisura alguna. Esto, unido a la letra del tema da como resultado una de los mejores canciones: “¿Tenemos la necesidad de usar animales? / Alimentación, vestimenta, experimentación, entretenimiento / Se basan en el placer, la conveniencia y la costumbre / ¿En verdad seguir con esto es necesario?“.

Tomar Control

Tomar Control. [Foto: NK Video Edition]

Con “Consciente”, ¡Tomar Control! regresa a lo que más le gusta, el hardcore machacón que te revienta la cabeza. Otro tema bastante corto, con 1:14 de duración para el lucimiento de “Luchita” en la batería; qué manera de meterle punche a los cueros… y una letra que busca desahuevarte de una vez por todas y que me hace recordar a las primeras letras de las bandas de rock subterráneo de mediados de los 80s, supongo que un referente inmediato de ellas: “Quiero ser yo, no voy a cambiar todo lo que soy / Quiero siempre tener el control, no quiero escapar“. Suficiente con esto, ya tengo clara la idea.

No hay respiro, Lo Que Llevamos Dentro se va más rápido de lo que escribo… y eso me gusta, me exige a crear las cosas rápidas, a decirlas visceralmente, a no ponerme a pensar o a “ser intelectual”, sino a soltar, a vomitar.

Es hora de hacer sonar el quinto tema, “Lazos”, que es un fusil que te dispara al pecho, con una voz que te penetra y rompe los tímpanos para decirte que: “Sé muy bien que en tiempos malos tú serás la fuerza que me sostendrá / Que me hará creer porque eres la familia que yo elegí“. Siguen los ideales presentes, en este caso la amistad desinteresada para toda la vida, esa que no pide nada a cambio. Y me está gustando mucho más la banda.

Llego a la mitad del CD, y en sólo veintinueve segundos lanzan con “Libertad” su propuesta en contra de todo tipo de explotación, no sólo la humana, sino también la animal. Como las bandas que se aprecian, estos breves segundos de ruido continuo (en el buen sentido de la palabra), les alcanza para decirte que respetos guardan respetos y que nadie tiene el derecho de oprimir: “Hablamos de igualdad, de respeto, libertad / ¡Acabar la explotación animal! ¡No, no es compasión, no! ¡sólo el derecho a vivir!“.

“Equilibrio” realiza el primer quiebre radical en el disco acompañado de un audio de la película El Club de la Pelea, un inicio en el que hay una serie de principios para luego seguir con su machacante sonido, en este caso, encaminado hacia la denuncia contra el sistema, la manipulación y la explotación del ser humano, pero siempre con un mensaje positivo, de esperanza. Sí, porque estas chicas son positivas, tienen mucha energía para que la puedas tomar y contagiarte a tomar el control y tratar de cambiar: “Somos parte de un sistema de manipulación, pero dentro nuestro aún brilla la esperanza de algo mejor / Encuentra tu equilibrio y empieza a avanzar“.

Seguimos con la desahuevada en el tema número ocho, “Haz La Diferencia”, en el que con un sonido de nuevo más heavy y guitarrero, te unen a la causa y te cuadran a que lo hagas ahora, ya, no hay más tiempo que esperar. De la música no puedo decir mucho, eso me pasa con el hardcore, aunque sí me parece muy acertado el cambio de ritmos que tiene el tema, algo que va en mérito de la banda, muy cuadradas musicalmente por cierto: “¡Tú y yo hagamos la diferencia! / ¡Nuestros valores compartir / ¡Hacer el cambio en mi mismo! / ¡Para poder difundir!“.

Se me hace una eternidad, pero me doy cuenta de que recién van once minutos de CD… vaya, cómo te atrapa. Sigamos en la brega y es tiempo de poguear como loco con “Culpa”, su batería trepidante y esa guitarra que te invita a meterte al pogo masivo le da carácter a la canción. Mención aparte para la voz de “Tofita”, una gritante que espero poco a poco separa manejar más su voz y darle más contundencia, me gustaría sentirla más cortante, más achorada, pero va en excelente camino: “Si me caigo me vuelvo a levantar / Pero respondo por mí mismo“.

Faltan dos temas. Y ahora seguimos incansables con “Equidad”. Por dios, qué manera de meterle punche a la teba, mis respetos. Un tema con cambios en la estructura que lo enriquece, una de las canciones que, aunque sea muy corta, se te mete en las venas. Encima con un rollo feminista para tener en cuenta: “Vivimos en una sociedad nos dicen cómo debemos actuar, que las mujeres deben acatar, agachar la cabeza y no enfrentar“.

Y cerramos este buen disco con el tema más largo, “Creer”, que cumple con la norma de dejar lo mejor para el final. 2:48 con lo mejor en cuanto a música por parte de cada una de las integrantes de la banda: coros contundentes, pausas en la estructura y mucha energía, mucha, acompañada nuevamente del audio de una película, esta vez de Maze Runner. ¡Ah! Y también hay tiempo para su chongo, porque no hay que perder el sentido del humor: “¿Por qué pensar que no lo voy a lograr? / Si la vida me dio esta oportunidad, para avanzar, para sentir, para creer en mí / ¡Lo que se hace con amor no causará dolor! / Confía en ti / Confía en tu / Elección!“. Y así se acabó el disfrute de oir las 11 canciones del CD.

Un punto aparte para la producción de este disco. Realizado en octubre del 2015 en Lima la Gris, es de destacar el diseño muy en tono comic con su influencia de anime, hecho por Franz 2Punto y las fotografías de Samuel Girón, muy de acuerdo con la posición de ¡Tomar Control!

Se ve que las chicas se han metido la mano al bolsillo y han tratado de ofrecer el mejor producto posible, así que si estabas pensando en piratearlo, no jodas y compra tu original, que lo vale sin duda alguna.

En cuanto a lo musical, Lo Que Llevamos Dentro ha sido producido por Robert Ojeda. Fue grabado y mezclado por Alessandro Coluccelli.

No tengo más que decir. Sólo me queda recomendarte el disco, hecho con mucho sentimiento y ganas. Y eso es suficiente. ¡Tomar Control! es una banda para seguir. ¿Qué esperas? ¡Reacciona! O como dicen ellas: “Stay positive, stay true“.


¿Quieres dejar un comentario?

comentarios hasta el momento

(Visited 262 times, 1 visits today)