Desde Valencia, España, nos llega esta interesante y prometedora propuesta post punk bajo la batuta de la agrupación Perralobo.

Hace poco lanzaron su LP debut titulado Grita Cuando Te Quemes, inquietante nombre que traduce perfectamente toda la frialdad del sonido de la banda. Ha sido editado en disco de vinilo 12″ de manera independiente y co-editado por los sellos Distribuidora Soroll, Sr. Nadie y Sincrónica.

Perralobo está conformado por Olaf (guitarra y coros), Metal (bajo), Carre (sintetizadores), Stella (voz) y Toni (batería).

Es una agrupación que lleva poco tiempo de formación, y aun así se esforzaron al máximo para entregar un disco que esté a la altura de las expectativas de todo cultor de los sonidos post punk.



Yo agregaría que incluso la banda deja una valla bien alta para su futuro disco sucesor.

Poseen un sonido bastante técnico, cuidado al milímetro, muy elaborado en la parte rítmica y en las melodías. Y no deja baches sonoros y hace que escuchar cada canción sea una experiencia sumamente gratificante para un melómano.

Así mismo, apenas dejen correr la música desde el primer track podrán sentir cómo todo alrededor suyo es rodeado por un aura maldita.

Las melodías creadas por las guitarras generan oscuridad y melancolía. Pero también hay momentos en que son muy fieras y veloces.

La dupla bajo-batería también funciona a la perfección, creando una base rítmica que galopa con mucha seguridad arrasando nuestros sentidos.

Adicionalmente, tenemos un teclado que genera diferentes texturas ambientales que no hacen más que aumentar el clima de tensión en las melodías.

Y para finalizar, tenemos a una fémina en la voz, lo cual también produce un resultado acertado. No sé si será idea mía, pero la combinación post punk/voz femenina me deja siempre una buena impresión. Es como la mezcla perfecta para que dicho género aumente su potencia y atrape más con su sonido.

En cuanto a la parte lírica, tenemos las clásicas letras donde se habla de muerte, desolación y locura, expresados de una manera que trate de perturbar al oyente.

También hay un espacio para la protesta en contra del sistema y la visión de un mundo sin futuro que nos devora de pies a cabeza. Aunque no deja de resultar atractivamente escalofriante, es una temática que encontraremos en la mayoría de bandas del mismo corte y que no ofrece nada fuera de lo común.



Grita Cuando Te Quemes. Canción por canción

El Camino Del Hombre Muerto” da inicio al disco con un riff pérfido y una base instrumental bien definida. A ellos se le suman una melodía tétrica que va en compañía de una voz siniestra. La tirantez va en aumento conforme se va desarrollando el tema. Después de todo, es una canción sin esperanza para todos los que seguimos el camino del hombre muerto, aquel que perdió toda moral, que perdió toda la compasión por la humanidad y que la guía directo a su final. Un tema bastante oscuro y con una letra que deja un mensaje desesperanzador. Y más que eso, una buena forma de empezar a disfrutar de este disco.

Seguimos con “Ritmo Amarillo”, una canción donde el bajo punzante y la batería galopante logran una inmejorable combinación. Esta canción deja de lado toda la parafernalia tétrica del primer tema y nos presenta un ritmo más acelerado, más influenciado por el punk, aunque las guitarras sigan sonando amenazadoras y tengamos mayor presencia de sintetizadores. El sonido en general es más seco, más sincero y ciertamente más pegajoso. Me imagino lo hipnótica que debe ser escucharla en vivo, con un mar de cabezas sacudiéndose y ahogándose en sudor. Ojalá algún día no muy lejano veamos a Perralobo en vivo en el Perú.

Tu Caída” presenta nuevamente un ritmo acelerado, de bajo bien marcado y batería sincopada. Esa mezcla entre los dos instrumentos mencionados sí que suena acojonante. Muestran una complicidad enorme al momento de hacer su trabajo y eso es algo que identifica a esta banda. Aquí la guitarra pasa a un segundo plano y se vuelve a dar mayor protagonismo a los sintetizadores, logrando una melodía delirante. La voz muestra su lado más lúgubre intentando crear un ambiente de angustia, algo que logra gracias a su fusión con la parte instrumental.

En “Intuición Animal” la cosa como que se repite un poco. Me gusta mucho el sintetizador de apertura y la línea de bajo, pero como que reinciden con la fórmula haciendo que el tema se vuelva más denso de lo normal. Se necesita aquí un cambio para no volverse monótonos y en esta canción no lo logran. Eso hace que uno se atosigue y le den ganas de pasar de canción; eso es algo que precisamente uno no espera de un disco que iba sonando tan bien.

A continuación escuchamos “Habrá Sangre”, un tema veloz donde el punk brota a chorros como sangre de la yugular y nos embarra en un exquisito festín de rojo carmesí. Aquí la banda muestra esa agresividad única que los hace arrasar con todo a su paso. Un tema directo, visceral y demoledor sin dudar, de esos que siempre hacen falta, de esos que te hacen saltar hasta empaparte de sudor. Personalmente, me ha gustado mucho.

El primer lado del vinilo ha concluido de la mejor manera con la última canción. En esta primera parte el sonido se mantuvo parejo desde el comienzo, haciéndose denso en la cuarta canción y explotando de manera acertada en la quinta. Cada miembro de la banda muestra un buen dominio de sus partes, pero a ratos cae en el abismo de la monotonía, aunque luego sale triunfante.

El lado B inicia con “Los Astros”. Vaya pedazo de genialidad que es esta canción. Muy buen inicio con ese riff palpitante de bajo, que luego es acompañado por una guitarra minimalista y un teclado ambiental estupendo. En este track la banda vuelve a mostrar un vertiginoso avance, sonando nuevamente arrolladores y decididos a pulverizar nuestros sentidos. Todo en esta canción es excelente, tanto la parte instrumental como la parte vocal, los coros, las texturas sonoras generadas por el sintetizador, los punteos de guitarra, la atmósfera tan oscura como siniestra, absolutamente todo. Creo que está demás decir que es la que más me ha gustado hasta el momento.

Luego de un buen comienzo, seguimos con más esperanza en lo que se viene. Ahora es el turno de “Dos Grados”. Una canción más orientada al new wave sombrío o darkwave, con elementos que bordean la electrónica como la batería secuenciada y estupendos sintetizadores, que a esta altura ya han pasado a tomar control total de los temas. Aquí las guitarras ya forman parte de la base rítmica, junto al bajo y la batería que siguen sonando formidables. Un tema interesante donde la banda vuelve a variar su sonido, haciendo que el oyente cobre mayor interés en escuchar y analizar los detalles sin dejar de bailar en la oscuridad.



Nos vamos acercando al final, esta vez con otra genialidad por parte de la banda. Hablamos de la canción “Ardan Humanos”, donde nuevamente vuelven a hacer gala de su dominio en los sintetizadores para crear frialdad extrema, mientras la base guitarra-bajo-batería cumple  sigilosamente con su trabajo hasta explotar a la voz de “ardan humanos / ardan”. En esta muestran una mayor seguridad, una mayor fuerza interpretativa que se vuelve intensa conforme van sumándose progresivamente los diversos instrumentos. Vuelve el pesimismo, la desolación, la melancolía, pero todo repotenciado para disfrutar hasta el final.

Y concluimos con “Nichts Ist Für Immer”, que al español vendría a ser “Nada Es Para Siempre”. Aquí se lucen por última vez en una canción oscura de toques góticos y enigmáticos. Desde el nombre en alemán hasta la temática retro-futurista de la instrumentación, con muchos elementos electrónicos que van apareciendo hacia el final y que llenan de colores opacos el paisaje sonoro. Una interpretación vocal impecable que expresa frustración, rabia, pero que a la vez es como un lamento eterno que se retuerce entre las melodías y clama por paz.

Qué gran manera de acabar un disco. Esto es lo que merecíamos, una segunda parte cargada de sentimientos encontrados, con buenas piezas, buenas melodías y una variedad de sonidos excitantes que no hacen más que alimentar nuestras mentes. Definitivamente tenían reservado lo mejor para el final y eso es algo que hay que aplaudir intensamente.



Veredicto Final

Para finalizar, puedo decir que Perralobo ha logrado un gran trabajo con este LP, digno de destacar de entre lo mejor que nos deja el 2016.

Si bien la primera parte, el lado A, muestra una cara más densa del sonido de la banda, es junto al lado B que se logra un perfecto equilibrio en sonido, así como una variada colección de canciones destinadas a atormentarnos con su frialdad, pero a la vez, a deleitarnos con su belleza.

Grita Cuando Te Quemes es de esas obras que se presta a la perfección para escucharla completa, siempre mostrando algo más, siempre trayendo consigo algo que logra despertar nuestro interés en seguir oyendo y apreciando cada detalle, cada elemento, cada melodía, cada estructura, y que al final logra hechizarnos para caer rendidos a sus pies: un disco redondo.

Estupendo trabajo el de esta banda española. Y lo mejor de todo es que pueden descargarlo gratuitamente desde su Bandcamp, aunque les recomiendo que si pueden conseguirse el disco de vinilo sería mejor, pues van a apreciar claramente cada detalle puesto con mucho esfuerzo y dedicación, además que es hermoso el arte gráfico tanto en el empaque del disco como en la hoja interior.

En cuanto a mí, Perralobo ha ganado un nuevo fan que está esperando con ansias la salida de un próximo disco. Mientras tanto, a sacarle el jugo Grita Cuando Te Quemes este que está genial.


Perralobo en Internet:
Facebook YouTube Google+ Bandcamp
Muki Records en Twitter:

¿Quieres dejar un comentario?

comentarios hasta el momento