El Otro Infinito, proyecto electrónico del no-músico peruano Alfonso Noriega, acaba de lanzar su nuevo disco titulado El Infierno En Tus Ojos. Se trata de un trabajo donde cohabitan la electrónica de corte minimalista y una serie de sonoridades abstractas guiadas por reiterativos beats. Entre todos logran en su avance una perturbadora visión del caos creando momentos tensos y atmósferas siniestras.

El disco ha sido compuesto, grabado y producido por Noriega. La edición física y digital estuvieron a cargo del reconocido sello independiente Chip Musik. Este cuenta en su catálogo con algunos de los actos más alucinantes de la electrónica experimental made in Perú como Alcaloidë, Sian Liam, Ionaxs, Ozono, Miyagi Pitcher, Koxxantez, entre otros.

El Infierno En Tus Ojos - El Otro Infinito

Esa sensación de suspenso, por momentos lóbrega y confusa, que uno experimenta al darle al play a El Infierno En Tis Ojos, es la que nos acompañará durante todo el recorrido del disco. Aquí las percusiones se abren en una amplia gama de beats que conforme avanzan se van fusionando hasta lograr una especie de abanico de sonidos áridos. Tal y como lo haría una maquinaria automatizada.

Al igual que los sintetizadores, que sin establecer una melodía recurrente, crean distintos sonidos ambientales que aumentan el grado de misterio, pero que carecen de emociones.

A pesar que se tiene una idea fija con respecto a lo que se quiere hacer, el combo final también resulta un poco tedioso de escuchar. Sobre todo por su naturaleza repetitiva y la falta de algunos elementos que podrían realzar su estructura, como una línea vocal o la inclusión de una parte instrumental enérgica que saque los temas de ese ambiente robotizado en el que están sumergidos. En todo caso, el hecho de que la mayoría de los tracks se parezcan mucho entre sí, hacen que el disco pierda lucidez.

Así suena El Infierno En Tus Ojos

No hay que negar que el comienzo logra captar la atención del oyente. “Errático” posee una base de percusión que se funde a la perfección entre sintetizadores distorsionados y un teclado sombrío, para luego desarrollar un ambiente sórdido y desenvolverse de manera confortable.

Luego, “White Abyss” aumenta la tensión agregándole altas dosis de paranoia al asunto. Pero después de esta segunda canción, el disco empieza a redundar su fórmula. Cae en la monotonía hasta tornarse insistente e irritante.

Es así como los otros tres temas restantes, “El Infierno En Tus Ojos”, “Bad Dreams” y “Exterminio”, no ofrecen lo suficiente como para mantener la llama encendida, llegando incluso a perderse un poco el gusto por lo que se está escuchando.

De todos modos creo que El Otro Infinito es un acto que siempre está reinventándose con cada nuevo disco que saca y que se mantiene activo en la búsqueda del sonido que satisfaga sus expectativas. Así que no dudemos en que lo bueno aún está por venir, y cuando venga, será de manera inesperada y contundente.



¿Quieres dejar un comentario?

comentarios hasta el momento